Juan Perán

Abogado en errores y negligencias médicas

Blog y casos reales

La situación en nuestro país

Publicado el 10 Ee octubre Ee 2017 a las 11:30



En España no hay datos oficiales sobre el alcance de los errores médicos. No se sabe cuántas personas mueren cada año a causa de errores sanitarios, ni cuántas personas quedan perjudicadas por esta misma causa. Existe falta de cifras, ausencia de registros y nula de voluntad en los hospitales y en las instituciones por llevar un control sobre esta cuestión. Sólo algunos centros hospitalarios realizan sesiones informativas para hablar entre su personal, de complicaciones y mortalidad derivada de negligencias y errores médicos. Pero son sesiones voluntarias y por tanto, convocarlas y realizarlas, depende de los jefes de servicio. Es muy importante que se recopile información y que se lleven a cabo esas sesiones informativas, ya que permitirían el análisis de los errores médicos, primer paso hacia su prevención.


Hay errores que se dan por falta de conocimiento, otros por exceso de celo, otros por omisión culpable; estas sesiones de análisis deberían ser obligatorias en todos los hospitales y no voluntarias. Ello constituiría una auténtica política de gerencia de riesgos y contribuiría a reducir el número de negligencias médicas en nuestro país.


Los únicos datos con los que se cuenta sobre errores médicos, son los que se recogen a través de las denuncias puestas por familiares y pacientes ante el Defensor del Paciente. El Síndic de Greuges en Cataluña también recibe las quejas ciudadanas en referencia a este tema, pero son casos particulares y no se publican de forma cuantificada.


El Defensor del Paciente en España recogió, en 2015, 806 notificaciones de personas fallecidas por presunto error médico.


En 2014 ese mismo Defensor del Paciente recibió un total de 14.430 denuncias. Más de 200 relacionadas con personas que se sometieron a cirugía plástica y que obtuvieron un resultado insatisfactorio. 152 denuncias hacían referencia a bebés que nacieron con alguna discapacidad a causa de un parto inadecuado.


En total, 29 pacientes menos que en 2014 pero 8 más que en 2013. 45 pacientes, según datos de asociaciones de afectados murieron –presuntamente- por infección hospitalaria y 49 por retrasos en el envío de la ambulancia a domicilio. Pero se estima que existen muchos más casos de los que se denuncian.


Según la información del Defensor del Paciente, el resto de casos responden a errores en el diagnóstico; a malas praxis -como el caso de errores en intervenciones quirúrgicas- altas hospitalarias precipitadas; infecciones hospitalarias; atención deficiente o retrasos en la llegada de las ambulancias.


Una parte de los errores se dan durante la atención sanitaria, en el diagnóstico o en los quirófanos, pero otros, son consecuencia fruto de los recortes y del funcionamiento del sistema sanitario. Como ejemplo el caso de los afectados por la hepatitis C.


No siempre que se produce un daño a un paciente existe responsabilidad del médico. Existen intervenciones que llevan un riesgo inherente. En estos casos, algunas veces la responsabilidad es del sistema sanitario -listas de espera- otros podría no serlo ni del sistema, ni del médico: complicaciones propias de la enfermedad o que dependen del estado de salud del enfermo.


Y por último, existe la denominada iatrogenia: se trata del daño infligido a un paciente en el curso de exploraciones, tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas realizados con intención de curarlo de sus dolencias. Por ejemplo, las colonoscopias suelen no provocar daños, pero ocasionalmente se puede producir una perforación del intestino. Todas las exploraciones tienen un mayor o menor riesgo y deben ser adecuadamente indicadas y llevadas a cabo.

Categorías: Ninguna

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

0 comentarios