Juan Perán

Abogado en errores y negligencias médicas

Nuestros clientes cuentan su experiencia

PROCESO INFECCIOSO EN INTERVENCIÓN DE COLUMNA


Acudimos a Juan Perán por recomendación de otro abogado que nos lo describió como gran especialista en reclamaciones por daños médicos. Mi esposa fue intervenida para colocarle una prótesis total de disco lumbar. La operación fue correcta pero al cabo de unos días hubo una complicación: se generó una infección en la zona de la prótesis. La negligencia fue que los médicos no se dieron cuenta de la importancia de esa infección hasta pasados casi doce días y no tomaron medidas adecuadas para evitarla y curarla. La falta de atención y cuidados hacia mi esposa varios días, derivó en un proceso infeccioso que estuvo a punto de costarle la vida. Finalmente logró sobrevivir gracias a una intervención quirúrgica de urgencia para drenarle la infección. Estuvo hospitalizada y sufrimos mucho. Además tuvimos que asumir los gastos de la nueva intervención. Mediante la defensa del Sr. Perán, recuperamos el dinero de la nueva operación y recibimos una indemnización que nos compensó el daño y las secuelas físicas y morales sufridas.

J.M. Guerrero y S. López


INTERVENCIÓN QUIRÚRGICA QUE CAUSA LA MUERTE


Mi abuela sufrió una negligencia médica terrible. Fue intervenida de una operación consistente en la extirpación de unos pequeños pólipos en la zona del recto. Su estado de salud era bueno pues con 72 años de edad tenía una vida muy plena y además, cuidaba de una de sus hijas que convivía con ella, por estar esta hija suya incapacitada al padecer una grave enfermedad mental. La cuestión es que a mi abuela durante la operación le cortaron la vena mesentérica y como consecuencia de eso, sufrió una fuerte hemorragia que los médicos no pudieron controlar por ser muy violenta y eso le costó la vida. Mi abuelo y mis tíos recibieron una indemnización superior a los 200 mil euros pues el daño que nos causó esos hechos fue terrible. En especial a mi tía que convivía con ella y está muy enferma.


Joan P.




MUERTE DE FETO AVANZADO POR AMNIOCENTESIS


Conocimos a J. Perán por referencias de una amiga. Nos defendió en una triste situación: la pérdida de nuestro bebé de 5 meses de gestación por una amniocentesis indebidamente practicada. Desde el principio, nos informó de todos los pasos a dar. El asunto era complejo pero nos sentimos en todo momento muy bien asesorados. Finalmente obtuvimos una indemnización superior a los 60.000 euros en un plazo razonable de tiempo y sin necesidad de ir a juicio. 


Raquel F. M.




INFECCIÓN EN LA INTERVENCIÓN DE UNA VASECTOMÍA


Mi marido sufrió graves consecuencias tras una operación de vasectomía que tenía que ser sencilla y rutinaria. Durante la intervención sufrió una infección por una bacteria y ello le causó que 6 días después de la operación, desarrollara un estado infeccioso en su organismo que estuvo a punto de costarle la vida porque la infección llegó al tejido del corazón. Después de 12 días hospitalizado y bajo un fuerte tratamiento, se recuperó. Pero le han quedado secuelas y sufrimos mucho. El asunto lo defendió J. Perán y nuestra opinión es que es un grandísimo profesional con el que supimos siempre lo que había ocurrido y lo que podríamos lograr. Al final, mi marido y yo obtuvimos una indemnización que sirvió para compensar tanto sufrimiento y malestar. J. Perán nos ayudó muchísimo.   

Adela F. C. y Antonio G. M.


Denos su testimonio

Gracias por contactar con nosotros. Nos pondremos en comunicación con Vdes. a la mayor brevedad posible.
¡Vaya! Se ha producido un error.
Haz clic aquí para volverlo a intentar.