Juan Perán

Abogado en errores y negligencias médicas

Esta es nuestra historia profesional


Hemos aprovechado, disfrutado y aprendido en cada minuto de nuestro periplo profesional

JUAN PERÁN

Soy Licenciado en Derecho y Abogado desde hace casi 30 años. La mayor parte de ese tiempo he trabajado para compañías aseguradoras de la responsabilidad civil de médicos y otros profesionales. Con el conocimiento y la experiencia acumulados, desde hace ya un tiempo, asesoro y concilio conflictos en el ámbito de las negligencias médicas para particulares.

GEMMA PÁRRAGA

Soy Coach-live, Master Trainer en Programación Neurolingüística (PNL), facilitadora en Psych-k, Educadora social y mediadora.  Llevo más de 25 años trabajando con personas, acompañándolas en sus procesos de cambio, con la finalidad de mejorar su calidad de vida a nivel mental y emocional. 

¡Clientes satisfechos con un servicio integral!

Nuestros clientes, reciben un asesoramiento completo que incluye la defensa de sus derechos desde el punto de vista jurídico-legal; una resolución del conflicto por los cauces de la mediación y conciliación -en un elevado porcentaje de ocasiones- y un acompañamiento para mitigar el dolor y malestar moral que acarrea sufrir una consecuencia dañosa como es una negligencia médica que implica una lesión física, unas secuelas, un daño psicológico o un dolor moral por la muerte en dicha negligencia de un familiar. 

¿Por qué nosotros?

Somos un equipo multidisciplinar donde se auna experiencia jurídica, aseguradora, médico-legal y psicológica, para dar servicio y solución a los conflictos que generan las negligencias médicas; siempre con la filosofía de la mediación, la conciliación y el acompañamiento de las personas en sus dificultades y dolor.


¿Cómo surgió la idea?


Tras muchos años trabajando para las compañías aseguradoras y defendiendo sus intereses y a los médicos asociados, decidí revertir mis conocimientos sobre estos procesos en beneficio de las víctimas y afectados por negligencias médicas.


En mi experiencia, los pacientes que sufren un acto médico erróneo constitutivo o no de negligencia médica, se ven afectados por una serie de consecuencias perjudiciales para su bienestar no sólo físico, sino principalmente, emocional. Dicho dolor emocional es en muchas ocasiones extensible a los familiares y allegados próximos que viven con dolor las consecuencias dañosas sufridas por su familiar, y en los supuestos más graves, el fallecimiento de este.


De ahí surge la idea de ofrecer un servicio ámplio a nuestros clientes, con el firme propósito de restaurar el malestar generado.De forma que ponemos toda nuestra atención, profesionalidad y empatía en subsanar, en la medida de lo posible, los daños acasionados por este tipo de situaciones. Nuestros clientes y su bienestar son el eje central de nuestra intervención.